Destello en el Trono Oscuro

Los árboles miran a los niños como crecerán entre la herrumbre apuntándose a la rodilla del padre negando lo que percibían sus sentidos infantes hipersensibles dejando de notar a los Gnomos a las Hadas y a los Duendes entristecidos ante la inmortalidad de los segundos que pasarán como brevedades eónicas en los lapsos que recubren los párpados cuando vienen a soñar enuresis placenteras y dejar escapar los goces de la incontinencia ante una mágica negrura como una nube mullida y cálida que se hiela tenebrosamente al despertar. Y los tocones que saben más que el hambre los ven en un futuro presente como fenecerán aplastados por el yugo cruel de la vida mientras van cargándose de faltas y no rectifican su inocente maldad si no que la hacen chabacana pueril soez y lamentable sin arrepentirse de nada y sumidos por la naturaleza sordida de las faltas el peso atónito de sus prójimos subiendo para ser juzgados por lo Preternatural ante la pupila de un Cosmos paciente y observador pero enfadado porque su iris no puede pintar los caminos a la eternidad de los malvados y deja la salvación de todos en manos de aquellos que pueden volar con sinceridad y tiendan manos cuando estén preparados a los que pecaron por pecar.

(Istari)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s