La noche cae sobre mi cráneo

La negrura deglute los fragmentos que iluminan mi paso a la par que intento olvidar aquellos momentos lumínicos de oscuridad en la claridad de los sueños desesperados en los que Silvia y Nagisa bailaban sobre mi cadáver agonizante tirado en el suelo cruento mi incapacidad de levantarme y asesinar los fantasmas danzarines de dos amores principales que me sumieron en la desesperación más agria en lo macabro de lo insatisfecho de mi corazón ajado mientras las astillas de mi esqueleto cavan mi tumba hacia abajo intentando encontrar la paz en las tinieblas preternaturales y volver a dormir con las escolopendras los escorpiones los ángeles antiguos y los Dioses Ancianos en la tranquilidad ancestral entre los mundos viendo unos ojos azules que me miran lejos del terror y el horror en la esperanza primaria de un amor que complete mi deseo y mi anhelo no mereciendo más que brumas y vapores recostado sobre el núcleo en la promesa futura de ser con esa mujer uno en lo mayestático del Cosmos y que la forma sacra devuelva a lo arquetípico la restauración de las venas de mi motor sensor rebentado para que florezca un inmenso árbol genealógico o la total explosión estelar embargando la totalidad de mi cuerpo para cruzar las dimensiones aéreas hacia las galaxias perdidas en las zonas habitables del universo con un inmenso poder oh que no sea corrupto.

(Caveman)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s