Los que nunca deberían haberse encontrado

Quizá nunca debí conocerla si de pretenderla una fosa oscura me devorara si insisto amándola qué ominoso orificio me deglutirá para excretarme en lo más fosco de un agujero negro… aguarda… ¿y si ella me quiere? ¡no importa! La he estoy convirtiendo en literatura para olvidarla… o para rememorarla… me he encariñado tanto… ¡ya no…

La noche cae sobre mi cráneo

La negrura deglute los fragmentos que iluminan mi paso a la par que intento olvidar aquellos momentos lumínicos de oscuridad en la claridad de los sueños desesperados en los que Silvia y Nagisa bailaban sobre mi cadáver agonizante tirado en el suelo cruento mi incapacidad de levantarme y asesinar los fantasmas danzarines de dos amores…

Tiemblan las costuras de la realidad

En el amanecer que todo lo ciega espantos se hacen visibles y otros se ocultan. En los resplandores diurnos se ven descalabres insignes recorriendo la corteza terrestre. Las pesadillas malformadas regresan al seno de los oscuro y la luz descubre las deformidades de la materia y las hecatombes que los hombres producen. La paz turbulenta…