Ya no gimen las perlas diamantinas que llevaron damas de alto porte en Atlantis

El viento sopla invisibilidades polvorientas en los desiertos que corren entre Argia e Irem las soledades de los Átomos sobre los suelos de arena y allá cuando el Sol levanta dentro de la Canica de Eideen su Atmósfera destellan multicolores partículas que despuntan entre las sombras que ahullan los terrores silenciosos y las ruinas suspiran…

Todo hombre es un astro

Alrededor de ti giran mis expectativas de eternidad en torno a tu Atmósfera mis esperanzas rutilan como una estrella que acaba de nacer en un entorno tan amoroso como caótico y puede progresar avanzar y recrearse restallando rayos eléctricos y azules como el inicio de una hermosa tormenta de verano envolvente a ti cercándote persiguiéndote…