Oh tú Divino Rostro que me visitas

(Final alternativo o Invitados de favor a mi crucifixión o VIPS en mi entierro o No quiero volver o Regreso u Oh tú Divino Rostro que me visitas o El niño con la cabeza llena de Pterodáctilos). En una silla de ruedas pinchos agudos averiado avinagrado mi rostro me postro en la persistencia mortal anclado oh hasta la muerte Santa liberación me atañe en las cucharadas soperas cucarachas que a mi boca llegan muchedumbres de manos que no son las mías azuladas las palabras he alcanzado a Vegetal Parada maldita estación que no llega a despedirse ni dice adiós Pero soy feliz mi ciclo corona salpicadoras fuentes de amargura esta vez seguro ya no escribiré más. Yo no quería morir: quería amar (y que me amaran). Mas ahora mis ojos miran lontananzas fallidas de intentos por vivir las tribulaciones de mi angustia. La venidera vez próxima no fallaré: lo prometo. Mi plan no era perfecto. He suicidado a mis familiares ¿por qué no me matáis al fin y nos quedamos todos en paz? Oh paredones que hacen que el resultado siga igual: mi amor morirá putrefacto bajo capas de lágrimas de cristal residual ahumado por la soledad PUES MIS OJOS RESIGNADOS NO SABEN SINO LLORAR. Mudo oh música campanillas empíricas de infinidades de frases de mal agüero oh sinfonías invertidas oh carcasa de mi cuerpo que se empeña en respirar. Balanceo del aire gregario en los balancines del parque amoratado ¿en qué me he convertido? Negrura abrupta mi lengua mi dolor: acabad conmigo por favor… ¿me oís?… …¡¡¿ME OÍS?!! ¿Es sangre o detrito lo que circula por mis mudas arterias embotadas de lentas irrisiones violentadas en el granel de las velocidades? ¿Qué color es el que se impregna en mis manos trasparentadas por acechantes sombras tumultuosas? ¿Qué insectos silenciosos corren por mis paralizadas venas dolorosas? La muerte llega con sigilo ¿ha valido la pena vivir? No pasa nada. Me puse los yelmos con penachos de ortigas prematuras estrenando corbatas ¿o cómo fue? No recuerdo. Oh dios dame valor fuerzas de nuevo para que pueda levantarme aunque sea a tientas y cuadre los errores que cometí: no fallar para que no puedas reírte de mí Hijo de Puta.

Apolonio Guillian

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s