Anticristos se encadenan o Bautismo del último Leví auténtico

Los zombis hambrientos surcan estratosferas no visibles entre las realidades en las que moran los mortales ignorantes de lo que sucede a sólo un palmo en las transparencias que quedan en otras capas dentro de esta misma atmósfera. Pero un muerto viviente es el resulto de muchos despertares. No huelen las iglesias a perfumes y música sino que la carne putrefacta y no apta para glorias celestes se eleva al altar donde se esconden demoníacos fantasmas que se hacen pajas con las viejas girando frases de biblias caducas y aburridas con el mismo bucle sinfonía que del revés trastornará las mentes en las ofrendas puestas al trono de un dios israelita, y los restos del capitalismo egoísta desperdigado por las calles ensucian el espíritu santo que suspira desesperado mientras los viejos caminan entre la infame basura y los nietos contribuyen al descalabro ambiental tirando más mierda si cabe como si el jardín de Eideen fuera su particular papelera. Y cada vez hay menos comerciales pidiendo en las puertas de las catedrales para hacer más poderosa a la iglesia y aquellos que con sus gorrillas piden para costo que calme el alma porque ya no quedan dientes ni para panes ni peces (pedid y se os dará). Y la pobreza en las calles indica la debilidad de los mendigos que ha construido desde el año cero cruces con un hombre tachonado y piedras sangrientas hastiadas de oír siempre el mismo sermón y las mismas palabras que se repiten en espirales que llegan al alma inconsciente pronta a resucitar como un muerte viviente y clamar la victoria de Lucifer estampando la obra de un Dios cabrón y pasota en su cara mientras Gabriel y Rafael se arrastran a punto de caer al lado de las camas de niños confundidos que no pueden ni vivir ni nacer para que defiendan a la mujer. En la luz del norte donde apunta la veleta se ven cuerpos que llevaron almas al infierno ascender colocados de obleas entrecots grasientos a la pimienta y vino dulce elevándose entre la mugre y la miseria prontos a desplomarse y empalarse en las aristas de hierro de las veletas desorientadas porque han satisfecho las necesidades de la carne mientras viejas viudas mal folladas a los curas de pueblo y prostitutas bien pagadas o niños también al lobby vatican’gay se la maman pelotas inclusive y se dan por el culo también.

Leví

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s