Adiós a Lisa difuminada por la multitud

Atraca mi corazón oh desvarío inmenso las olas la he perdido altar de los amores principales desolación condena lobreguez que me encadena a soledades silenciosas por más que otras pretendan mis labios se secan oh saliva que buscas en todas y en ninguna el adiós nunca dicho los besos de fuego que ya se hunden en marismas de espanto. Oh amor hecho de dolor y locura se pierden barcos en lontananzas distantes y en horizontes verticales distancia los caminos que se descomponen tras sus espaldas chispas anonimato de naciones hostiles. Solo me queda imaginar el sueño sus cabellos la expectación del aliento mentolado enamorado de la brisa marina su mar el mío y distancias que traen su nombre embargado de demencias y su cuerpo alma oh esencia de Ella en el desespero de volver a verla de nuevo en el retorno o en el futuro impoluta resuelta sus abrazos que fundan en una nuestras osamentas.

Gabriel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s