Haciendo lo que debo hacer

Anochece la muerte insomne mesa mis cabellos cariñosa en el silencio de las motosierras que surfean sangrientas las costuras que agrietan las palpitaciones del corazón en arritmias genocidas tallando las horas que se adentran hacia libertades de locura los espasmos que agrietan las demencias en el paso por el anillo de la nada los dolores de los dioses barro que sufre y anhela el paso en las estridencias de la mente y la angustia de colarse en mayestáticas eternidades y la luz entre oscuridades: cerrado como un pesado horizonte muerto retumbando contra la tierra resucitando las metamorfosis de mi átomo sensor en los deslices y huecos del universo solitud que se escurre entre las grietas en las brechas de la raíz preternatural abriendo paso hacia las estrellas coronando aquello que amo con arquetipos sin necesidad de rezar ya a nada haciendo lo que debo hacer: abrir paso a lo primigenio (lo que nos permitió avanzar) y después a mis amadas para que sean: sin más.

13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s