Run away

Ya no quiero amar las proyecciones que se desprenden de Lisa ni salir a buscarla llenándola de besos y abrazos simplemente caer como una piedra al abismo insondable con nada más por asidera que las aristas cortantes que desangren que jamás la quise como a ningún otra. Silencio es mi dolor que grita amarguras de hielo mientras la olvido y se genera en mi mente los vórtices agudos que tachonan mi corona en mi cráneo y el suspiro perdiéndose en el horizonte ya sin ningún beso que recordar ni que merezca la pena. Adiós Lisa que te sea leve el dolor de la despedida y a mí lejos de ti el olvido tragándome para siempre en lo eterno en un océano de ruido donde tu nombre y el de las otras no se distinga de la sordina de las olas furiosas.

Gabriel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s