Master drugs

(Chamuscando la última posibilidad de quedarse en el nirvana o Nada nada nadaaaaa… o Menos a los problemas llego tarde a todo). Siempre quedará nada detrás de cada raya, nada más que desesperanza y empastre Vacío después de bajar con alumínico hilo de ortiga a las sepulturas abisales de la carne. Me he incorporado flexionado sobrevolando el espejo que estampaba inmediateces cerebrales propulsando sangre hacia las cavernas craneales destilándose en la piel que exhalaba sensibilidad a los contactos y euforiza mi proceder a anormal y exacerbado. Ya no queda nada sino angustias en bajones que yerran las monotonías erosivas del instante. No quedará nada tras pillar Los neurotransmisores con enrejados una vez más La última será el desarmamiento total de mis protecciones cuando no pueda ni articular en mi defensa la voz que conecta la despensa de mis ideas colocándolas en orden para manifestar mi desvalía en los cauces a concretar mi intención de trabajar como debería mi carestía. En los surcos de mi desvarío espero encontrar la herradura que abra los barrotes donde está el lugar donde ahora no queda nada. Sólo la hinchazón venosa de que en cualquier momento estaré en el callejón dispuesto a fiarle a la nada mi integración de que al final lo poco que queda se filtre entre mis lágrimas.

Gabriel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s