Deja correr tus otros yo mismo

En las alacenas de los encuentros cuando la lluvia cesa refrescando así la tierra hallé la vertiente desnuda en los lindes de la música que oía. Empujando a las estrellas las melodías entre espasmos y estertores divisé la agonía que venía cogida de la mano en la espera del adiós definitivo a Eideen. Y en…

Pastiche pictórico

Excelso el declive en gradual disposición las aceras se pueblan de sombras que se balancean de extremo a extremo buscando su reflexión en las piedras del suelo. Un ratón recorre ingentes distancias con la expectación de echarse algo al hambriento buche. Padrastro de agonía en los lindes de los días que se estiran lentamente en…

El Arco de Apolo

Tensando las directrices más áureas rumbo a la exosfera eres todo lo que han perdido. ¡Corre! ¡Despierta al Guardián del Abismo! ¡Abre las puertas del Laberinto de Cristal! ¡Que las Musas griten compungidas! En los rododendros oscuros recortados contra el horizonte se desvelan los silenciosos cometas misteriosos que se desprenden de tu cabeza. Cuenta los…

Politeísmo encarnado en las hojas de pino

(Politeísmo encarnado en las hojas de pino o Aproximación a la verdad). En las vigilias allende los huesos que trastocan las albas he oído susurros que me llegan de la madrugada entre sueños estelares y nefastos presagios deformes. En la ultramar más apartada de la inconsciencia monstruos alegres y enfadados rondan pululando las extensiones de…

Filtro de un susurro

(Murmullo rosa). Es tan negra la muerte que cuesta otear que hay allende. Seguramente cuando la tengamos que cruzar con nuestras baratas convicciones para allegarnos al más allá las hostias caigan sobre nuestras cabezas sin saber de dónde vienen. Y en harapos roídos y  macilentos se deshagan nuestras esperanzas caducadas en sudarios sucios que se…

El precio de Nietzsche

¿Cuántas vidas vale un poema de Gabriel? o El semen de Freud o Cantamañanas ejerciendo de genocidas o La inocencia sangrienta de mi tinta o Jugando a los clics de playmóvil o Me declaro culpable). Soy un asesino incapaz de ver la magnitud catastrófica de mi obra. Si tuviera una visión futura del desastre a…

Master drugs

(Chamuscando la última posibilidad de quedarse en el nirvana o Nada nada nadaaaaa… o Menos a los problemas llego tarde a todo). Siempre quedará nada detrás de cada raya, nada más que desesperanza y empastre Vacío después de bajar con alumínico hilo de ortiga a las sepulturas abisales de la carne. Me he incorporado flexionado…

Relámpagos insanos

(Churrasco en el cerebro o Goteras en la cabaña). A velocidad de crucero el cielo gaseoso sobre Valencia ni una sola estrella asoma ni un sólo chispazo dentellea en las nubes grises y cenicientas. Es rápido el movimiento que genera pensamientos y hálitos a rapidez vertiginosa. Las llagas se aceleran en el sucumbir incesáreo del…

Apagad los faros

(Parada en Eideen o Las chimeneas contaminadas del presente). Cuando en bravía tempestad la proa perdida boga a la deriva en mares sombríos navegando en una creciente oscuridad la luz de pocos alumbra el camino marino para retornar a puerto iluminando las sendas para pisar suelo firme de nuevo y poder emprender la fortuna para…

Bla bla bla!!

La paz se agita en estertores en el fondo de mi corazón que despierta aterrorizado con el cuerpo de Lisa inconsciente a mi lado. La amo pero sé que al fin cuando los vórtices nacarados del desespero roten hacia rompientes en las soledades abisales del alma que desgarra con sus gritos los sueños que surcaron…