¿Para cuándo? Oh último adiós

Lágrimas de sangre velo rosáceo que cubre los sentimientos de las nubes en los deseos pintados en el azul celeste el amor de algunos ¡Mira lo que te traigo Madre mi corazón sediento de venganza! Oh saludo romano mi brazo estirado en agradecimiento a Eideen mi desprecio a los hombres impreco a toda la oscuridad ya quiero ya va siendo hora de que tu poeta forme parte de ti de que al fin mi sombra palpitante se funda con la cósmica negrura.

13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s