Todos los árboles tienen al menos una sonrisa para ti

(Moixent 2011 o El ciclópeo giro que retorna a la expansión de la fuerza o ¿Contra quién luchamos? o Cicatrices abisales o Masih ab Dajjal también os requerirá: el que quiera que vaya o El kung fu de los niños Generales). Allí donde convoquen y congreguen los espíritus de los guerreros del pasado a los corazones palpitantes en busca de la gran batalla, donde los puños levantados señalen el camino de la libertad, donde al fin una única guerra sea la esperanza de que toda lucha tenga sentido y no se trague el vacío el dolor como si nada pasara. En los bordes solares que han de unificar a los hombres vi al ejército ansioso de verdad y un grito inequívoco: eternidad.

13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s