La canción sin speed

La mágica brisa me trae el recuerdo de tu sonrisa, que se desvanece en haces radiantes de preciosidad, mientras tus pupilas lloran quebradas el encanto de la hermosura, que pinta los ríos convulsos del destino en meandros que se unen al unísono en las corrientes agitadas de los símbolos divinos: yo te amo y tú me amas a mí.

APOLONIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s