Te haré pasar por Ahí

El peso de tus ojos lacrimosos invade mis estancias en la distancia. Las plantas transmiten gráficas de apuros en las fabricas de cianuro. Estoy ya repitiendo demasiados vocablos pero no cejo en mi empeño de arrimar a tu vera mi aura. Total para clamar a tu oído que ya no te amo de manera desmedida sino que desprecio todo lo que te adorna desde tus zapatitos con lacito a tu cabellera. Mi debacle se empecina en odiarte más que tú vengas a abrazarme. Ha llovido cieno desde la última vez que te vi entera desde tus nalgas a tu delantera Y yo me he desmoronado como un castillo de arena. No hace falta saber que me engañaste para tirarme en una trampa de arcilla impura. Llevo cayendo desde allí si cabe con alevosía cuando yo deseaba agarrarme a tus pies de forma íntegra. Quién sabe si mañana te querré cómo te quise como a ninguna Y tal vez averiguaré si cuando el sol trempene mis zozobras te vuelva a estimar como cuando nuestras miradas coincidían. El plomo se ha desgranado Esto no es un poema brutal Dejando lodo en nuestras sendas. Esta noche volverás y te repudiaré de nuevo Mas conoces que como yo no te entiende nadie ni te entenderá Afilaré todos mis sentidos emotivos para que cuando note tu aliento respirar junto al mío valga la pena morir otra vez amarrado a tu fantasma que me sopla el hálito de un Amor para otro mundo o sea mejor apartarte como si nunca te hubiera conocido y que no quede el recuerdo de que ni siquiera Aquí nos pretendimos.

GABRIEL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s