Nadie duda de este empuje demoníaco…

En todas las latitudes de un amor perfecto naufragué en los vórtices de las voces que suspiraban tu nombre y en la deriva entre fragmentos de tu imagen anclé mi corazón en las fosas donde destinos atroces ya van esgrimiendo mi epitafio, Sil.

APOLONIO GUILLIAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s