Acordeón

No sabría qué escribir más de Ella, en las distancias los instantes se han deshelado donde otrora hubo fuego ahora es ceniza entre aullidos y suspiros que cortan lejanas lontananzas. Las hachas del tiempo van cortando las inmensidades oh sonrisa a la luz del sol, rostro de  una diosa, demonio vestido de ángel… Quizá en nuestras soledades allende fondos abisales nuestros corazones acorden el mismo tono un latido que pulsa lo que fue un instante los rayos nuestros ojos mirándose y lo besos profesora de inglés.

GUILLIAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s