“Manual de Apolo o Afrodita 8 y Apolo 13”. Frag.

[…]

POETA

(entristecido)

Allá va el Número Trece caminando cabizbajo a toda prisa hacia la extrema soledad.

 

APOLO

Mis lágrimas van desintegrándose por el aire hasta estallar en el suelo formando el barro de la hipocresía. Son viles mis invisibles jardines pues en ellos alojo la forma de tus hermanas desnudas contra una fuerza que no puedo reprimir.

 

AFRODITA

Oh Apolo, por mucho que digas de mis hermanas tu amor era para mí, y los Dioses están por arriba del sexo aunque nos guste mucho. Y nosotros éramos Pájaros predestinados a ser fieles como muchos sueños juntos nos han mostrado

 

POETA

Las palabras de Antiguos Sabios son manipuladas, ved como las adaptan a su conveniencia actual o estas quedan en derivas espaciales rozando el polvo de Eideen; es la muerte oh Maestros es la subasta de mi intelecto, es mi voz tergiversada por otros, es el desnudo de mi más íntimo yo.

 

APOLO

Puse todo mi interior en su corazón y el Ideal de ella me asesinó, ¿qué faltará para que me quiebre de nuevo y ya no dé de más? ¿En qué filamento aéreo vendrá el aguijón y la zarpa traicionera que me desgarrará? ¿Qué suspiro como un lamento se tragará Etérea por Ella? ¿Qué de mí quedará?

 

POETA

Los días mueren y los Sepulcros sepultan hipócritas, los auténticos Camaradas velamos por las Gacelas y Pájaros sin cuerpo de los que un día escribieron y murieron para que hoy fuera más alta nuestra voz.

 

APOLO

Esto que tengo atravesado nunca saldrá, este agujero de amor ya jamás se llenará, es sólo un ruido de cristales en mi cabeza, rotura sanguínea de la presa agrietada, escape de traicionadas lágrimas falsas y envenenadas.

 

AFRODITA

Yo también lloré amor por los dos al ver que nuestro amor se alejaba. Pero ahora mis ojos están congelados y nadie los deshelará.

 

POETA

Acepto el dolor, acepto la muerte, acepto incluso la nada eterna, ¡pero no acepto mi vida mezclada con vuestra hipocresía! Y si a posteriori he de arder en la pira ¡arderé! Pero por mi causa no por la vuestra; si tengo que desaparecer desapareceré pero por las consecuencias de mis actos, no por las buenas intenciones derivadas de mis letras.

 

APOLO

Oh extrema soledad que me invades en medio de los cuerpos, sólo voces temblorosas que vacilan dubitativas: he visto, he estado, he vivido, ¡pero! ¿Qué me quedará de todo eso cuando esté muerto? ¿Me lo tendrá que recapitular el Gusano con el detalle preciso de lo sucedido? Cuando las Parcas soplen la muerte: ¿merecerá un solo día polvoriento perpetuarse? ¿Cuáles de mis besos sinceros vivirá en lo Inmortal si siquiera le he tocado un cabello a Afrodita Número 8?

 

POETA

Aquellos y aquellas que  mueren henchidos de dolor sin arrastrar a nadie, más quebrados en el umbral de una descarnada muerte, merecéis la eternidad y las nubes; aquellos que se niegan a morir en su silencio y arrasan con su odio la esperanza de los demás esos merecen la más agónica putrefacción; como yo con mi poema ¡pero no lo digo en voz alta que lo condeno de por vida al fondo del Arcón! ¡Antes que la destrucción que prevalezca la tristeza!

 

AFRODITA 0

(a Apolo)

No te precipites amado de los dioses aunque un importante sector de nosotros te odie por razones obvias, y aunque no te quieran Aquí Arriba, deja que todo lo que fluye vaya conformando los anillos del deseo hasta que Complete un Enorme Árbol Genealógico. Ella está confundida, te ama y no te ama, eres el Todo y en un milisegundo eres la Nada, y ya no puedo decirte más.

 

APOLO

Ya no hay lugar para la desesperación en mí porque de eso estoy desbordado. He corrido tanto descalzo con el corazón en la mano pidiéndote oh Número Cero que cesará el dolor, que cuando he llegado al borde del Acantilado y Tú ignorándolo, lo he desbarrancado a esas profundidades de espanto.

 

VENUS

Tu Hilo de Colores Degradados del Cosmos estaba atado a su Corazón 13, moraréis juntos un Cuarto, que en realidad puede ser mucho más o mucho menos, en los Infiernos. Tendrás que cuidar de ella cuando el Anillo del Deseo, y el Amor, os atrape para rescatar de las Bajuras Todo Niño Extraviado, en la Metamorfosis Diabólica también llamada por los Dioses la Metamorfosis del Mal Sutilizado.

 

AFRODITA

Nos hemos amado Apolo 13, aunque no resultó, y es un error volver ahora sobre el pasado. No tenemos más que desgracias si persistimos juntos hacia el horizonte del Futuro. Paz entre nosotros y olvido. ¡Oh maldita presión ya vuelves a mi corazón!

 

POETA

Y Apolo, plantado sobre la arena de la Mediterránea playa, mirando en el vacío los ojos de Afrodita,  se va se va solo y cabizbajo… ¡Ahí va el amor en dirección opuesta al solitario! Y las olas no cesan una tras otra sobre las conchas de Ancestrales Seres en una Evolución Continua desde un estado de Forma Ancestralmente Primitivo pero a Apolo ya no le importa pisarlas…

[…]

GABRIEL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s