No es Ella

En un cartabón agudo se desliza lo que Lisa y yo tenemos en la arista del anochecer el uno por el otro llueven frías oscuridades y dorados amaneceres. En las caricias de los cabellos y en las manos en la cara y en un suspiro las pupilas deleitándose con el Írico color. Se desmenuzan los instantes en ingleses intereses la Forma del recuerdo que me quedará de Ella. El teléfono suena.

AP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s