La Gloria de lo invisible

Resquicio la persiana toca la alarma en jirones se deshacen las oscuridades en penumbras ingratas hay esperanza de rehacerte de nuevo en la mañana. Liviandez volátil y etérea gime por las hebras atomizando polvo y soplando leyendas. Golpea latido de las cosas ¡despierta Eideen! Mi muerto viviente no tardará a incorporarse y tendrá ganas de comer.

APOLONIO GUILLIAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s