Lágrima de resina

Oh Lisa tus besos sabían a fuego que encendía la ceniza inerte de mis labios la llama que prendía las brasas de mi boca que ardía en chispas incandescentes mis manos dorando los perfiles de tu cuerpo esculpido de diosa profanada por mis dedos fangosos oh borracheras y coloques, qué queda? Sólo este poema.

APOLONIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s