Manifiesto Sith

(Manifiesto Sith o My way o El amor está ahí para todos). Los caminos de la Fuerza son inescrutables. Las filosofías oscuras componen anatemas a los sin senda de luz que indica que la esperanza de la Substancia Arquetípica rompedora de corazones no es para todos. Cuando el amor no es correspondido no llegando de ningún lado los corredores lumínicos para progresar ni el cielo abonado de ángeles ni en el suelo, se condensan las corrientes del odio prontas a prestar la senda opaca por la cual transitar camino de unas cósmicas y lúgubres estrellas lejanas, que llaman a constituir nebulosas apartadas al otro extremo de la Radiante Universal Alma. Empañados los cristales con las pesadillas de la humano la Fuerza te brinda tenebrosas salidas rumbo el crecimiento del intelecto y del espíritu para que procreen sombrías carreteras que potencien todos los ideales de tu interior y tu fuerza física. Leyendo al revés los designios divinos encontré la línea de salida para llegar a una meta superior y segura.  Cuando la esencia Remota y Antigua llama a mi sangre a la rebelión mi corazón brama de dolor. No hay amor satisfecho sino el agujero quebrado de la mente que atraviesa lentamente la opacidad del color negro para adentrarse con un poder rebelde enfrentado a las órdenes luminosas del anverso de la Fuerza. Pero yo llamado por el reverso impreco lo poco de Arquetípico que me queda dentro para derramar lágrimas sangrientas el por qué no pudo ser ni será nunca. El firmamento se agita en lo Atávico. La negrura me cobija en lo Telúrico. Y yo queriendo huir de la maldición del hombre vengo a dar contra una pared enorme que sólo se derruye cuando blasfemo contra los Padres Mayores Eternos. El lado oscuro de la Fuerza me promete prestar profundas veredas para que mis pies puedan caminar: y yo rendido ante la inutilidad de la luz que impide avanzar a mi inocencia voy a aceptar la propuesta para invadir lo que me resta de luminosidad sin querer escapar de esa Extraña Energía Vital que me seduce con una voluntad tan pura como virginal y que me da lo que el Ideal Excelso no me ha dado ni me dará jamás.

APOLO 13

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s