Lontananza sangrienta

En los nombres de las cruces sin nadie tachonaron inocentes calamidades mirando al horizonte y los gritos que se silenciaban y las Alturas no oían y descendían al Abismo. La sangre que no remonta los cielos sino empapa el fango del suelo y todo calla de nuevo. En las espinas claveteadas en la frente de la humanidad corren los ríos que bogarán los asesinos hasta la afilada corona de átomos de los mártires en una turbulenta paz como tormenta eléctrica que desatará los rayos para aniquilar los asesinos sin piedad y recordarles las risas cuando lanzas en mano repletos de maldad picaban la carne que gemía en el estertor de la vida sin saber que los torturadores habrían de pasar por ahí y conocer de primera mano lo que estaban haciendo.

AP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s