Escribid en el abismo

En el trampolín del mundo una vez escaladas todas las montañas más escarpadas con un dedo tocando los cielos que reniegan del hombre la antorcha prendida sobre océanos y mares los abismos recorridos el ciclo de las metamorfosis completo la luz de todos los siglos chispeante y destellando brillos iridiscentes en la oscuridad con las nubes de tormenta refulgiendo como rayos eléctricos sobre los hombres la bandera anclada sobre el pico más elevado de la tierra: tanta mierda para dejar sólo una cuerda mugrienta y sucia atravesando el último barranco para que los que puedan pasar pasen y los que no será su problema (que caigan por ejemplo): ahí lo deja el 13: donde debía haber una apisonadora tapando los resquicios del averno hay una soga: tengo un dilema: o me cuelgo o salto desde el trampolín otra vez al planeta… en el último confín del espíritu cuando entre la negrura se abren centellas vírgenes y puras la poesía tomando el control sin poder asir los cuatro elementos desatados como demonios inocentes y vivaces entre la genialidad y idiotez entre un sublime conocimiento y una suprema ignorancia desbocado mientras caigo otra vez.

GABRIEL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s