La cofa en llamas

En las claraboyas de la discordia muertos adentro se ahogaban profiriendo lamentos ay que yo ese mar bogaba y ellos me hablaban más no me atreví a subir a ninguno de ellos a cubierta por si naufragaba. En los corredores que llegan a la psique más profunda de la mente pozos cárnicos de seres a nosotros iguales se ahogan en pastizales de quejidos gimiendo desconsoladamente los males que hicieron cuando estaban vivos. Y la única esperanza son los amantes que por allí navegan abran paso hacia las estrellas polares que brillan como puntos distantes en lo cabestrantes oníricos de un mal sueño que se extiende por todas las latitudes en firmamentos cerrados por ciclópeas bóvedas en abismos clausurados en lontananzas de infartos de horizontes sellados en una no luz que irradia cerrazones y negruras por doquier las manos se levantan absortas yo he estado ahí y puedes preguntar dando fe de una redención como falsa promesa son demasiados y el tubo de la salvación estrecho y seguí navegando mientras veía cada vez más lejos la Estrella del Norte de los Olvidados.

GABRIEL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s