Lo que Freud no sabía

En las ultratumbas del sueño el inconsciente rebervera sumido a un sopor allende la realidad que queda fuera. Recortados contra el sueño vívidas visiones afloran ante los ojos que deliran a sobremanera en una sesión continua en un plano secuencia. Muertos danzan tanto en festivas fiestas como en alianzas macabras. Y ahí en los bordes de tu cuerpo las ves llegar desde fuera de ti mismo no siendo tú ellas. El pesado horizonte muerto tiembla no son proyecciones del cerebro sino en el mundo que te toca surgen sombras y difuntos de la Voluntad Etérea… Y te buscan para contarte algo asustarte o pedir ayuda.

GABRIEL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s