La cruz sin nadie

En las lomas de la lontananza cabriolan invisibles formas que contornan en las dimensiones etéreas horizontes que se escapan allende planetas de los que provienen y vuelven cuando el sol rota asomando sus ojos sobre la tierra. En la luz de los siglos oscuridades han ido sepultando ante las pupilas de los hombres las siluetas Hiperbóreas que asustadas aún se muestran con timidez no abandonando la esperanza de que Istaris y Nuevos Sacerdotes de la Naturaleza las vuelvan a ver devolviendo la fe a los que se han elegido para ser después de la Tormenta de Barro y puedan indicar las sendas en el Laberinto de Cristal hacia el Palacio de la Luna: primer peldaño para colonizar la Vía Láctea.

GUILLIAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s