Lo idílico se lo lleva el viento

Fui corriendo hacia el ideal borracho de sol y de emociones atravesando penumbras tenebrosas como un fuego que delira prendado de una mecha de pólvora de amor para agarrarlo y saltar a la brecha y me precipité al abismo con el nombre que me ardía en el pecho y lo solté: Silviaaaa…. Sigo cayendo… En soledad. Jamás oiré mi nombre por su boca buscándome.

AP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s