Negrura

En las cumbres de las montañas rosáceas oteando claridades casi divinas los tropeles de ideas que surcan las cornisas sobrevuelan los abismos que te miran llegar pronto la caída esperan que te estrelles antes de aterrizar. Hay luz que se va apagando rápidamente en los corceles que aletean levitando en nuestro cuarto precipitándose en picado a la fosa los puntales nuestra espalda pronta a amoldarse al peso de los años en un picacho saliente las nubes desvaneciéndose tornándose piedras agudas y ya no hay más que estamparse y gritar calladamente en soledad machos cansados tirando su sudor donde nunca han estado: en los féminos cuerpos y sus curvaturas mientras la oscuridad nos va tirando al abismo.

GUILLIAN Y DEVOUR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s