Conciliando a Tzara y Breton

Cabalgan al trote los pensamientos allende la frente para desperdigarse en el mundo de las ideas e impregnar el aire de gnomos hadas y fantasmas. En la luz oscura brillando potente se amagan criaturas deformes y demonios furiosos que quieren escapar y contaminar la totalidad etérea. Hay que tener cuidado al pensar porque el aire virgen se empapa de todo lo que pasa por nuestra cabeza. Es difícil no desear en un mundo occidental que genera ideas al mismo tiempo que las devora por eso hay que pulir el anhelo para hacerlo digno de entrar en las capas dimensionales de la Atmósfera. En los huecos que quedan entre los agujeros de la negrura de la testa monstruos se asoman prestos a ser libres y rondar las capas del jardín de Gea. Hay que retener las deformidades hasta que sean pulidas con la fuerza de cien titanes aquellos cuyos corazones no caminan al paso del cerebro y contenerlos hasta que no se pueda más y en el último aliento morir dejando que la luz oscura brille a tope y aplaste sin miramientos a quién lo impida a no ser que los mismos gnomos hadas y silfos guíen a aquellos con luces y músicas bajo la luz iridiscente de una lluvia invisible en el alma en una redención magnánima que desvista de andrajos y sudarios la desnudez de un chispa que brille indicando las sendas hacia la Tumba del Átomo todo lo que ha de ser contigo en un pantano que fluya hacia el océano sin contaminar la pureza del Corazón que se ha colapsado de absorber y ya le toca fluir.

APOLONIO GUILLIAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s