En los límites de la desgracia

(Racionalizando limbos de salvación). Caído en el lodo fangoso de sinergias entalladas en vestales de ilusiones singulares he sumergido mi razón en simas hilarantes para desembocar en un charco de ideas trituradas y de inflamable sangre adulterada por sistemas invasores funcionales ajenos a la maquinaria y al carenaje. Bordeo papillas cerebrales en las andanas y rasgados cortinajes en tupidos puentes colgantes cuyo maridaje es al final un agudo picacho en el que se ha de amoldar acomodando mi desnuda espalda que en el Reino de Eideen no encuentra encaje. Pero he defenestrado el Templo Sagrado con andamiajes extremos en hipnóticas vorágines de pestilentes pavores y he hallado al fin la (im)precisa e (in)estable agarradera: mis huesos calcinados sobre la tierra.

APOLONIO GUILLIAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s