Dadle dos vueltas de tuerca más a la corona de espinas de Cristo

En el cenit de hielo allí donde se congelan las esperanzas de volar despojado de toda forma corporal apunté mi flecha con la punta helada tiritando en témpanos que se rompían intentando afirmar mi mano que temblaba como un desafío a mí destino en la fe de barrer las arañas de cruz los caminos llanos con un sistema medio hecho a medio escribir en el peligro de los estómagos que revolvieran mis palabras a su conveniencia elevando mi figura no sé a qué altura para dejarla caer sobre las cabezas despeinadas de pobres que no tendrían ni para comer y me cargaran los muertos a costa de que algunos pocos entendieran algo de lo que escribo en pleno siglo XXI y lo llevaran a entelequias resbaladizas la cosmovisión de mi sistema y se estrellaren no como estrellas sino contra una pared infranqueable que es a dónde yo he llegado. Rota está la cultura mosaico en la que todos sabemos de todo y de nada y remontan a medio gas las ideas que han de recortar el horizonte en forma diagonal y trazar los caminos que yo he interpretado para bien y mal sean verdad o falsos. Oh Fortuna haz de las desgracias pozos de donde salgan átomos forjados con sufrimiento y que el malestar de las generaciones cuando aparecen genios de desproporcionadas dimensiones eleve las sendas de los elevados y todos los malvados genocidas y jodidos tiranos transiten por ellas pero no consientas que quien lo merezca no orbite en el inmenso universo como una supernova.

GABRIEL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s