El reflejo del color de los iris

En los palos sangrantes de la noche cuando las pesadillas toman la forma de tus ojos y las pupilas delinean los contornos de la negrura todo tú eres sombra que aguarda una ventura. En el lunapar de las condenas maldiciones se abren paso hacia la locura que dispersa cerrazones bajo la luz de la luna. Hay caminos que se dispersan en el alborada rumbo gélidos nortes que abren los abismos que se precipitan hacia las causas del alma al albor de las estaciones de la esencia y vuelves a morir para renacer de nuevo como una flor de invierno que agita el viento arrastrada por corrientes malignas sobre las losas del cementerio.

AP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s