Un Gorrión atraviesa el Fuego

Pinto mi deseo por el cielo azul dibujando el rostro de las que amo en las nubes. El viento se desliza por la ventana y azota mi cara acalorada en una eclosión vacía que me separa de todas las que quiero (que no son pocas) y pongo mi cabeza en la guillotina para que la cercenen y la lleven al matadero. La nieve alemana me trae recuerdos de la Persa (Nagisa) mientras que todo lo demás me recuerda a Silvia. Soy un egoísta no puedo olvidarlas mi corazón es un coladero a caballo entre la más pura ficción de Zooey Deschanel al tacto de Lisa. Amo y no amo. Quiero situar todas las mujeres en el horizonte en aquel día (menos las condenadas) y asimismo quiero mi lontananza libre de féminas sin rastro de deseos y anhelos ni besos ni penetraciones ni mordiscos por sus caras. Entre la espada y la pared del ser ligero o pesado como un plomo no será mi culpa si Ellas no pueden volar hacia el ocaso. En mi interior se disputa una salvaje lucha: todas o ninguna. Soy un hipócrita un ladrón de esencias en el pico más arisco entre escarpadas montañas me escondo más muchas me buscan oh Afrodita haz que tus gorriones me ataquen y despedacen mi corazón y los nombres que queden de Ellas lleven mi alma ante Dios.

APOLONIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s