Disparen al poeta

(Crisálidas preguntando nuestro nombre). ¡Oh no quiero escribir esto va a peor sólo me consuela que es papel mojado! En las radiales de mi tinta giran como cuchillas las palabras sangrientas pretendiendo encontrar una verdad entre líneas capaz de quitar la máscara que encubre la fatalidad del destino del hombre abocado al desatino mortal mientras las moscas alzan el vuelo. En los errores que se enfundan pantalones y cinturones en lo hosco de las almas en raquíticos espíritus que no podrán encenderse una vela después de muertos. En las horas del silencio entre la noche y el día sólo se cultiva lo barato y banal en la supervivencia absoluta de la imposibilidad de orbitar estrellas y planetas sobre sí mismos. He visto la luz de los amantes brillar por arriba de los residuos para escampar irradiación sobre todos los perdidos. Pero sólo es una ilusión que no atiende a ninguna razón científica con la que colmar que más allá de la muerte hay vida. Un horror macilento encubre los rostros con disfraces que no corresponden con lo que son y en las tinieblas macabras reverdecen los cadáveres corruptos como manantiales de los que van viniendo y se van de la tierra. Escribo coordenadas de vuelo para que los enfermos puedan sanar y encontrar el verdadero camino interno para llegar a la tumba del átomo y que el gusano sólo sea el capullo que resguarda lo que tiene que llegar al final: el hombre convertido en ángel en la metamorfosis del dios con toda la creación por delante.

GABRIEL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s