Fortuna y oscuridad

Hay una luz fatua que nos guía por vida en los prismas que el sol despliega en capas y dimensiones como fractales que se disgregan por la gran y sublime etérea. Un Dragón surca el horizonte antes del amanecer y el Gallo despierta para recriminarle en su lengua que le devuelva lo que le pertenece. La realidad toma forma de transparencia sin tener en cuenta la densidad aérea y el astro enseña lo que todos pueden ver ocultando en cortinas de aire lo que muy pocos llegará a conocer. Todos circulan mal que bien sobre la corteza de Eideen sin ver las verdades que prodiga la Atmósfera sin tener en cuenta a la muerte que nos roe incesante a cada instante y que en cualquier momento seguiremos otra luz: la que irradia el alma.

AP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s