Fragmento de la leyenda de Eiros y Charmion (Rocío estelar en las perlas del rocío)

Las espirales de la demencia me cercan estrechando rotaciones craneales pero sólo me alimento de aire. No puedo matar sino nutrirme de las turgentes frutas que penden de las copas de los benevolentes árboles. He vuelto a lo primitivo volando con las aves al amanecer, dormitando con osos polares y escarbando madrigueras en el suelo con ramas secas como hacen los zorros. Conozco Eideen más que Eiros y Charmion y sé que mi padre arrepentido está aquí y que puede que mi madre en breve venga también mas ni a uno ni al otro quiero ver jamás. No les guardo rencor pero el tiempo ha ido pasando sepultando mis sentimientos en el lodo de la ciencia de los astros nacidos iluminados y que mi brillo se va apagando a medida que los ocasos sesgan las jornadas, y no veo posibilidad de remontar mis alas camino de las más altísimas paradas sino es despeñándome a un abismo incoloro donde quedará atravesada mi espalda.

GABRIEL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s