Pasadito

Tiene usted un lágrima de sangre enquistada en la mejilla de un amor que no fue. No hay esperanza posible ya de que ese amor sea algún día suyo, no ves las chispas Lucía cercarte solo la realidad cochina día tras día riéndote del mal apiadada, la que se avecina, un cuarto que se viene abajo, como una rama quebrada más sé que no te quejas. Erosión hasta próxima ocasión, pídale cita a mi secretaria.

(APOLONIO)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s