Bad luck boy

13_

Rompe el silencio un alarido y remonta las crestas de mi mente azotando inclemente la erosiva marea las costas de mis sienes. Aulla la ventisca en los desiertos de mi alma y entre solitudes de arena y sal mi átomo se apaga. Pido auxilio sólo los fantasmas me escuchan en las negritudes de espanto en las costuras con rebabas de mi espíritu hacia la nada. Amanece en un estertor la luz sumida en el cuarto que despliega el sol y la inconsciencia se sumerge en las oscuridades hórridas hacia el barranco monstruosa hermosura despeñándose hacia los fosos más áridos del acantilado. Y así día tras día me visita el vacío de horror que lleno con demonios trasgos y espectros mientras los ángeles se fugan en latitudes helicoidales después de tocarme en columnas cónicas como esperanza que volverá a las sombras siniestras en los confines laterales mientras se ahoga mi substancia en un mar de ancestros muertos y chillan criaturas deformes y pérfidas odiando solo por odiar sin saber qué daño les has hecho. Oh llama imperecedera destello de eras y edades dónde brillas? No hay camino solo un muro infranqueable que no puede detonar la dinamita de mi corazón Altar de donde he llegado pilar del intelecto muriendo en la sordina de los siglos venideros. Como serpiente en un agujero reventaré sangre o mierda empapando las piedras en un albor maldito y fosco en tenebrosidades de terror lanzando versos como bombas atómicas contra la pared que no quiere ceder mientras esculpo en la roca viva un gran e inmenso 13.

GUILLIAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s