Yonki de Lisa

RELOJ

Los minutos se deshojan los instantes se deshielan en el largo camino en esta espera hacia la muerte entre eslabones oxidados y perdidos cada momento sin Ella pesa como un yunque de piedra. Marmórea separación oh pobreza desilusión contrapuesta a su ombligo pena predispuesta azota las noches en solitudes pantanosas las ventanas abiertas entra oh Hálito! Que la mañana feroz deshubique nuestros espíritus nuestras almas que se buscan el reencuentro de nuestros labios mis manos agarrando sus pechos y mi nardo dentro fuera dentro fuera… Despacio ahora ahora con violencia: gime araña espalda desatada una batalla de lenguas… Te quiero despidámonos para siempre no somos el uno para el otro… Oh se desmorona en tu estío prohibido las violetas de tu vientre… Te amaré en las promesas del viento que el Fuego de nuestro cariño marque en nuestros corazones la luz de nuestros ojos intensas cuando nos mirábamos porque quizá no llegaré con vida al final del verano y aún después de muerto te querré mi más áurea musa mi amor satisfecho vamos a correr velocidad extrema alejándonos el uno del otro.

AP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s