Cuando las piedras desvarían #1

volcan

El magma recorre las cornisas en las repisas del horizonte deslizándose solemne por los agujeros hasta dar con el suelo de la mente en la materia gris del inconsciente. Y observa en la profundidad distante unos ojos que brillan como soles de otros planetas que me miran preocupados mientras dicen: En qué lío te has metido, te has labrado una buena desgracia. Y yo huyendo hacia la parte contraria de las visiones me doy un encontronazo contra Ella. La quiero y Ella me quiere: ¿Por qué no plasmamos Aquí lo nuestro dejándolo todo para otras nebulosas? Y Ella suspira y su suspiro va a dar en mi boca que se abre para que entre toda la esencia como una exhalación en las esperanzas cósmicas sabiendo que sin respaldo espiritual es absurda toda materia. Y nos besamos a lo lejos. Y nos odiamos queriéndonos. Y nos perseguimos en las finas hebras de los sueños. Estamos separados por lo real que se reviste de ensueño cuando noto en mi interioridad su latido que tañe las campanas de las buenas nuevas cuando la negrura se comprima y salga de las tenebrosidades los dos a braceo agarrados para nuestra estelar boda nupcial.

GABRIEL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s