Come (to Lisa)

 

25F

(Come). Ven déjate llevar, ven conmigo, yo te llevaré allí donde los Pterodáctilos son mansos y vuelan en libertad para que los puedas tocar. Subamos en mi viejo Dragón azul marino. No mires hacia otro lugar, soy yo, el que en su muerte amaba añorando tu ausencia. La emoción que eres tú prende mi sentimiento de incandescencias sublimes derramando las presas de un amor preternatural venido de otros mundos. Por el parque sin saber el azul que enciende, ven, sólo yo quedo de todo eso, sólo quedas tú… Dejemos que se pinte el cielo con los colores de tu mirada y yo los difuminaré diseminando el abrazo acariciando todo aquello que es tu alma. Vamos, volemos cogidos de la mano hacia el horizonte lejano. Que las palabras se desmoronen una por una mientras nos besamos. Ven, deslicémonos por la lluvia de invierno, que la nieve caiga sepultando nuestros huesos. Y ahí, en el calor de los cuerpos despierten para siempre los fuegos que jamás fueron fatuos, los pianos que interpreten lo que otrora fueron violines de tristeza y que vayamos persiguiendo nuestro sino. Hemos llegado, frente a frente, sólo queda cerrar los párpados e imaginar las pupilas dilatadas, los soles, que quemarán tras nuestros ojos, en la batalla de los besos que esperan a nuestras bocas sedientas deseosas de su igual de rebeldía.

APOLONIO GUILLIAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s