Un poema de amor eterno.

(La chica de cristal). Eres cristalina Silvia como el viento de la mañana y el agua bien depurada como la luz emergiendo de las negras sombras. En los traumas que dejaron ensueños perfilados de marfiles esplendentes se tallan las esperanzas más altas en los bordes del deseo para divinizar tu hermosa aura. En los bucles dorados del amanecer he trenzado tu faz en esquirlas luminosas que brillaren majestuosas indicando que después de la tormenta hay paz también. Has cambiado el orden galáctico para tender inmaculados puentes hacia los extremos abisales de las galaxias que suspiran cuando exhalo tu nombre. Tengo en ti toda la fe del mundo mientras las aves rielan todos los senderos del amor excelso. La nieve se derrama trayendo buenas nuevas sobre mi cara que extasiada contempla precipitarse los copos hacia la montaña sagrada en la espera de concretar el idilio que transcurre con pesar por no hallar ya la meta destinada. Lo salvaje llama desatarse en lazos pretéritos de una luminosidad incandescente. Miríadas de salves celestes parten de mi pecho topando con las nubes refulgentes en el alborear de mi dicha que esparce sones nacarados de intensidad terrestre. Los núcleos fulgen iridiscentes en porcelanas que destellan la renovada aurora con nuestros ignífugos alientos fundidos. Y las estrellas cantan y el universo entero proclama la ventura de nuestros destinos unidos en un fuego tan limpio como ardiente. Y en los cánticos del cariño se eleva nuestra voz liberada enredándose eternamente en un primordial lazo amarrado de cabo a cabo… te quiero te quiero te quiero. En las canastas desiderativas se forjan nuestros anillos para velar el haz que emana de  nuestros corazones que sedientos se buscan en las lejanías del aire. Calma: los protones bailan y tú y yo asidos por la cintura inseminamos una nueva explosión que otorgará la verdad a todas nuestras lágrimas.

Anuncios

Historias de amor en un sólo volumen

(Memories of love or Sand lips). En las dunas del desierto agrietado de tanta sequedad mis amores han claudicado de la peor forma abandonando el reguero amatorio por el que aún venía recordándolas todavía. En los vértices de la desmemoria rememoro pasados fulgentes en los que las pretendía y dejando escapar alguna me arrepiento de no haber mojado mis labios en sus bocas turgentes. Mas hay ventaja no he deformado su deseo que se adhería a las comisuras de mi saliva mientras nos deseábamos fervientemente Pero no todo fue vino y deseo las rosas llevaban espinas y se me clavaron una por una en mi desesperado corazón que moría y moría por ellas. En los hoyos de las escalinatas que llevaban a sus brazos dejé el pasamanos de lado y me aventuré solo y sin rastro hacia los huecos desolados sin novias ni mujeres que hicieren más feliz mi estancia en Eideen pintando los recovecos de mi mismo desvencijado por no tener lo deseado. En los abisales espacios que dejaron mis ósculos varé los juramentos que prometían amor eterno. La lava ha corrido y donde antaño dejé recados de cariño ahora nada más quedan que arañazos nefastos que impelen a mi yo morir agónicamente y despacio. También la lluvia ha caído y magníficos rayos de tormenta que me han empujado a olvidar a aquellas caras que anhelaba de forma desmedida. En las siglas de neón se derrumbaron los anaqueles que aspiraban a una existencia mejor y postrado con la augusta soledad junto mis labios contra la pared desconchada del desprecio mientras se demora mi vivir de bajada contra el césped del terrenal jardín. Y apechugo entre sombras: es el último parecer que les dedico que mueran ya de una que dejen en paz los espacios que rondan por mi corazón agujereado por las espinas lacerantes de desamores que no fallecen y que imperan desollando mi voz. Las amé pero tan sólo queda el remordimiento de no haberme fundido con ellas Pero con las manos limpias me dirijo hacia el ocaso: ni un nombre ni unos ojos ni una faz entregaré a las alturas cuando se despeñe mi currículo barranco adentro y la lontananza de la nada y el dolor sepulte el último destello cuando rastreen mi interior.

Breve suspiro

Codeado en palabras sin sentido vagabundeo en derivas anquilosadas de desamparos. Me es fácil soltar estos versos a bocajarro: sólo tengo que sentarme y aniquilar el blanco de la hoja con lo que va viniéndome la chola. Harto de constreñir mi poder estiro la melancolía para que me quede algo mañana y algún día pueda rescatarla. En las chuscas inspiro la podredumbre que me invade de teja a teja experimentando de lo más en mis poemas. Pero ya va siendo hora de demorar la vida que teje filántropos al viento en el escarmiento de saborear tan sólo desdicha. En las baldosas de la degeneración los hombres han trabado esencias para colgarse de ellas: si puedes bien si no no. Abusando de mi estilo pretendo desgarrar la gasa que recubre las siluetas aunque sea para mal. Ya está bien de reprimir mi poder adentro ¡qué salga de una vez! Y en los filamentos del sueño arañar la cortina que tapa todo lo que nos viene a asolar dejando sólo asomar una ventana que viene a filtrar los ensueños de pesadilla que han de morar además en el presente cuando nadie ve lo que el sol oculta. Recortando mis líneas y resumiendo a tope la esencia de lo que escribo saldría un chillido. Que empiece la matanza que los aerosoles del más allá difuminen lo que nos espera al cruzar la rejilla que nos separa de lo verdadero. Y que al fin de mis textos se alce la verdad: todos ellos fueron escritos desde la desesperanza. ¿Qué mal sueño me aguarda esta noche en el umbral? Bienvenido sea y que no tarde en contaminar lo que la luz solar disgrega separando por capas la veracidad. Abrid los ojos a otra realidad desconocida que aguarda agazapada en el lindar y que prepara su venganza como si la eternidad le fuera en ello.

Recordando a los chicos que valían un pico o nací en los setenta

(Transpotta o Nostalgia de juventud o Recordando a los chicos que valían un pico). Elige morir de viejo apestoso con los pañales mojados de orín y caca. Una compañía de seguros a la cual pagas toda la vida. Elige la forma. Conviértete en una estrella de salón con una cerveza en la mano mirando a tu equipo favorito. Pierde y fracasa una y otra vez. Toma con tus brazos un cadáver para toda tu existencia y ámalo con todas sus heces y llagas. Púdrete en el trabajo. Alimenta niños tarados para que los domingos te roben dinero para drogas. Come mierda y engorda como una ballena. Sustituye el sexo por las pajas: serán más placenteras y más baratas. Sueña que eres un star system de Hollywood y que te follas a Angelina Jolie aunque no sea mas que la almohada. Conságrate a tus amigos para que se tiren por ti a tu mujer cumpliendo para que esté contenta. Finalmente besa la calavera que te espera detrás del espejo mientras crees en un Dios de pega y reza para que todo acabe de una vez a la par que el mundo gira y gira y tú no estás en él. Mata del niño que hay en ti lo poco que queda.  Cuida que en tu entierro haya las justas coronas para hacer ver que eras estimado y en el otro lado asiste para que puedas medir de punta a punta las hipocresías con la que te tasan tus seres queridos. Y remata tu experiencia mostrándole al Cosmos vacío tus venas abiertas. Elige vivir teniendo la fe de un hobbit y sé feliz.

(Tirad bragas y sujetadores en mi funeral o Resistencia o Prefiero pagar o Venid de tres en tres o Arte sentimiento sexo y mierda o Mi “prestigio” en juego por este poema u Os merecéis algo más que yo o Schopenhauer cantando rock o El poema que vino así o No me retracto de nada o Desencantado: el poema que era todo títulos). Justo dejé de ser un niño mañana me tiraré al mar helado del norte para nadar drenado en el pavor de los corales asustados en los acuíferos insultados por neumáticos cuando los armadillos son atropellados en los cenotafios votivos  sin habitante vecino dentro afuera Bukowski da lo merecido a sus groupies sentándome mal opiniones feministas manifestándose [pisando los sesos desparramados de Werthers enamorados] juegan a las chapas a las canicas peludas Consolando los monolitos a falsos Apolos que las engañan detrás de la o no fama aprovechados escusados sin novelas con prosa directa patadas a los bajos lo siento Rochelle ve a Gabriel él no te dará negativa a ninguna dice no (él ama a todas)… Pensamientos traducidos en palabras: no toquéis a este machista que os inmortalice vuestra puta madre… (pecaría ahora mismo: pero ni tú ni la vecina sabéis quien soy Y si follamos DESPUÉS QUE OS DEN).