Poemas drogadictos

(Abre tu mente o Bendición de las drogas o Las arañas de las pistas de baile o Almanaques de diseño o Algunos forrándose vendiendo camisetas). ¿Quién dudará que he amado? La circunstancia febril aboca los silencios aéreos a tumultuosas exhalaciones siniestras. He hendido ahí en los púrpura del viento acaeciendo policorde con los movimientos deformes…

Porno

(La coronación de Apolo o Víctimas o Hartley y todas las demás). Mi polla culpable brama incontrolada. Mi pene erecto crece y se hace grande del cacahuete a la banana. Desbocados los calzones sobresale el glande que busca amortiguar la furia desembocando todo el pastel sobre el vientre de alguna hermosa elegida diosa de beldad…

Poema para profetas

(La niña demoníaca). Cuando en sueños malformados despiertan los infantes obligados a perderse en turbulentas traveseras en los barloventos de la punta que se hunde rumbo direcciones de ultratumba y  que pronto saldrá el grito que vocifere en la cara del hombre ¡Somos vuestras hijas! ¡Qué haréis de nosotras! En las escalas oscuras del sinsentido…

Pequeño cuento de amor

(Epitafio o Sin Vestiduras al Alba). Hubo un día en que amaba esa cara que sabía que me iba a traer desgracias. El Sol ha surgido y descendido, la Luna se ha ido calzando los cuartos creciendo y menguando. Hubo una vez en que mi Ser se arrastraba por los oscuros bordes fronterizos del sueño…

(Nubes). Allí en el norte donde el silencio talla las horas, el sol brillando radiante, los mares tumultuosos anegados de especies, los acaudalados ríos procelosos, las fuentes por las que mana el agua fresca sin descanso, estanques, lagunas, lagos repletos de vida… donde nadan alborozadas las rompientes por la que la totalidad de lo que…