Convoca a todas tus pesadillas Y una vez estén juntas ¡Redímelas!

Pero tú ya no vendrás Nunca acercarás tu cara a la mía Ni tus labios a mi boca Oh Silvia!!! Te erradicaré de mi alma.

Mi futuro está escrito sobre las sendas del destino que mi andar alumbra en las brumas del mañana mientras hoy camino y camino.

¿Qué haremos cuando el último resquicio de sol escape y todo haya terminado?

(Que lo amorfo entre por mi pupila o Reproduciendo el paraíso perdido u Oh fantástica y asombrosa noche entarima mi canal hialoideo o Chistecillo gracioso o Elesificación de los tiempos verbales). Dormir entripado podía buscando rendijas que permitieran al cerebro profundizar en tangibles vertebrados vertederos enroscados a la cabeza. Tirado a tus pies diosa con…

(Badoo). En las aristas de su boca salivada para la ocasión lo he vuelto ha hacer. Después de tres agrios años rascando las paredes de la necesidad he sumido mi barco entre sus labios para desembocar todo el petróleo ante el marmóreo frío que estiraba el palo mayor ante sus arremetidas dispuestas a cobrar miseria…

Bombas siderales estallan en la Santa Bárbara del universo.

(El hacedor de constelaciones o Un mar de alcohol u Océanos psicotrópicos o Pendiendo del hilo de la consternación o Bomba nuclear de peligrosidades o To Apolo x). Solo perdido en tumultos agriados de desesperaciones te desenvuelves entre silencios que no callan en los alborotos de las voces que chillan en la madrugada molestas palabras…

(Yo a la nada y tú a California). Lo hemos pasado bien al tricotar la densidad del aire mortecino que se tornó luminoso cuando veías mi mano posarse en tus cabellos para mesar cada hebra mientras Tánatos hacía las maletas rumbo un destino apacible en el que gozar de nuestros sentidos aturdidos mediante la faz…