En este fin de año bailemos todos hacia la nada y la muerte. (Mientras escuchamos algún tema que nos entusiasme).

Anuncios

Dedicatoria

(Ángel peludo). Y ahora que te has ido sólo queda un cenagal que alimenta mis lágrimas por tu ausencia porque no puedo más. Espérame, aún te llevo en la nostalgia del corazón para que cuando nos reunamos de nuevo sepas que te amé en lo alto y en lo bajo de mi alma cuando los... Seguir leyendo →

¿Cómo se levantarán los muertos? ¿Para oler el incienso y escuchar la música? ¿o para devorar a los vivos? Apolonio Guillian. Sentencias del Libro Maldito.

(Escapando del castigo o No creo en ti Padre). En los limos ventosos de las leyendas constituyeron motosierras para firmar con letras grandes los errores que diseminaban a los héroes en desilusiones terrenas de aparecer los últimos en los resortes de la vida para patinar por místicos caminos el acaecer de entrar bordado en oro... Seguir leyendo →

Peleando contra el vacío

(Todo el horror del mundo o Pájaros extraños o El altar de las cosas o Quereos como yo os he querido). En la simbiosis de tus ojos llorosos las agujas fueron congelados parámetros sombríos en el almizcle colorado de los lustros que se derribaban cuesta debajo más allá de las pesadillas que pulían tu faz... Seguir leyendo →

(Miraré en mi agenda cuando tendremos una ocasión tú y yo vs Seguro que hoy consigo una cita). Fui de rutina a desahogar y ella me dio uno de sus mejores hijos pelirroja. Su grisáceo cabello atronó con una voz de niña que escondida me preguntaba si iríamos a ver a su abuelita, yo felizmente... Seguir leyendo →

(Moraremos por siempre en la oscuridad). En los posos tumbas marinadas de desilusión bogan derivas aisladas en pucheros de fe idolatrada por moscas insignes inanes en el circular de los astros que mueren insípidos en la córnea de los sueños. Recortados los atardeceres contra la alfombra de la noche en falsos días que allegan esquinas... Seguir leyendo →

(Poema sin título). En las playas varadas de mi imaginación dejé anclado mi destino que lloraba macilentas encarnaciones en el sino de las estrellas que somnolientas suspiraban por mí atomizado en los recodos dispares de los cuentos de aladas hadas y ogros peligrosos. Entonces quise matar a Dios porque reseca la esperanza de avistar tierra... Seguir leyendo →

(Así como al sapo todo lo demás o Amistades para toda la eternidad). Ese sapo era el centro del universo en él se reunían todos los puentes todas las metamorfosis para enamorar perfumadas hembras. El sapo muerto sobre la carretera. Has llegado a casa en tu coche el escape de gas contaminando el aire y... Seguir leyendo →

WordPress.com.

Subir ↑