En el albur de la noche el resuello de la infancia me llega desvencijado. He amado tanto. ¿Para qué? Si en la alacena marchita sólo me aguardan recuerdos de cristal que se quiebran bajo la oscura helada de las lágrimas. Apolonio Guillian de “Notas suicidas”.

También tú verás sombras

(También tú verás sombras).  Escampadas por ahí vagan siniestras Ellas que adormecen lo que bajo el sol acontece en epítetos de horrosura. En el cilicio onírico campan siniestralidades a manojos sinusoidales esperando la oportunidad bajo telas de asfalto de penetrar en la atmósfera del que esta soñando. En los garfios del amanecer la mañana dentada…

He vendido en los ultramarinos del azar sinrazones que abocasen el albedrío al destino en forjas constituidas por lupanares que desterrasen los días impares en que los garbanzos salieren como garzas de las de las esperanzas residuales. Abotonado he las comisuras terrenales en los bordes nasales que estiraban triviales ratones en el pase decomiso a…

(Apolo X to Apolo X+1). Más de lo mismo antes de que salga el Sol. Tranquilas sombras de la Tierra que los pensamientos de Terror humanos no contaminarán de espectros la mágica y sublime Atmósfera. Etérea permanecerá limpia mientras el Sueño del Hombre engulle los restos de pútridas pesadillas para que no contaminen el Aire…

(Bah). En el estertor de las aureolas implosionaron vastos vestigios armados con calcetines endiablados en el ensordecedor badajo de los clichés boca abajo en los remiendos que auscultaban la madurez del hombre por entrar en la puerta que habría de llegar a las compuertas a lo mejor del más allá de los tejados y las…

Dime… dime que tú flotaras sobre el azur de los muertos!! Que imperarás mayestática en la ciénaga mortal cuando todo se reduzca a picadura carnal condenada a perecer en una masa corporal junto con los crímenes de nuestros antepasados!! ¡¡Dime que vendrás ¡que volverás a casa! que te arroparás en la cuna y seguirás soñando como…

Ánimo… ánimo en el camino hacia el Abismo.

(Arrojándome al despeñadero o Supermercados especializados en pasar lo ilegal). En los balances cuadriculados de la esencia se vieron resultados alborotados tan sólo por la oblicuidad de la matricula en portazos desechando en occidente los bisturís que no cortasen a ras de la piel dejando para la basura todo lo que se rasurara desechándolo al…

(Éxito inmaculado en las promesas del dolor o Placer inarticulado en los cuencos de la razón o Exprimido el cáliz de la bienaventuranza humana). En las diéresis de la soledad repiquetea constante el silencio estridente de una lira que promete mejores estiletes para empujar allende vidas ésta que se descoyunta igual que picadura de papel…

(Amar es esto). Cuando en miasmas turbas de insectos corretean la faz de las mejillas tatuadas de remordimientos surgen los pantanos cenagosos encharcados en betunes macilentos que ametrallan los centros de las sinrazones donde corazones angustiados reprimen las encabritadas hoces que propulsan estertores en las mucosidades que se desprenden rio abajo para deleitar con cócteles…