Veis la piedra asomar ante vosotros que os

Veis la piedra asomar ante vosotros que os mira al pasar pero no la consideráis oh Inicio empujado por Ellas a conformar los polos achatados por la fuerza primegenia oh Ellas nos han aplanado los caminos allanado el terreno para que podamos mear deglutir y excretar y negáis su vida consideráis su divinidad inerte relegadas a la modelación de cuanto os antoja. No conocéis la misión de Ellas oh gracias oh piedras corazón latente del Origen, hipócritas hechos de polvo aplastados por los gramos de lágrimas del científico gusano mientras la grandeza despunta en la montaña que saluda al universo. Un día más otro ya no estaréis. Aquellos que vean a las piedras sonreir vivirán. El resto tendrá que devolver lo tomado.

Anuncios

Tatuada para siempre

(Tatuada para siempre). Pero tú tenías en tus ojos todos los colores de la eternidad, toda la luz del mundo para iluminar nuestra vuelta al polvo, el brillo para indicar el camino a lo excelso. Pero así como se pudre mi corazón se pudrirá tu rostro; y tu alma, forjada por el semen de los siglos en el amor gastado de millones de inseminaciones y corridas de escándalo, llora las lágrimas de las diosas que te concibieron, pero tú no las ves caer.

Amores para otras galaxias

(Balsámica voz surca las tardes naranjas tranquilizando cóleras monstruosas). En las coordenadas oculares que reflejan los brillos por donde la divinidad ha cosido amorosos reflejos que propagan luminosidades esparciendo iridiscencias sublimes donde policromos verdes y azules compaginan arcos coloristas soles que encandilan lunas que miran enamorados abismos de nervios que pestañean dilatándose ofreciendo aéreos mundos caudalosos de bosques ingentes de hojarascas pintadas con el cincel extraordinario de verdades inimaginables alas púrpuras oceánicas marinadas por telúricos átomos primigenios extendiendo los pasos que jalonan la alfombra sedosa que patina bajo las miradas que te espían de las diosas envidiosas. Pero no importa el reflejo del alma emergerá en la comisura labial ebria de haces de Amor preternaturales que te anudan firmemente espejo pulido de diamantes remotos capaces de encender las lámparas de sensibles firmamentos enjoyados con partituras floridas eclosionando en pétalos y diademas de corolas encendidas con el auténtico fuego que forjó las más resplandecientes Almas con los pedazos de Estrellas Principales que nos dieron el poder para multiplicar los Puentes por los que ascenderán niños sonrientes. Queda todo por decir pero sé que podría ver el origen del universo en tus ojos Zooey Deschanel.

En memoria de Mark Linkous (Sparklehorse)

(Centellas de eternidad). Calcinado te he dado todo vaciado ante ti alma e intelecto mi música impulsada por ti he sumido a las ondas aéreas vibración atómica destellos que han asombrado a las especies exteriores. He caminado en los cometas bañado en los años luz desespero impaciente la nota que me siegue el cuello el punto de mira en mi corazón hecho de tormentas eléctricas y explosiones siderales. Mi caballo espolea las chispas oh alas de mariposa oh fusión perfecta estallido armónico expresión áurea de órbitas creadoras, carros nocturnos que anillan el límite protector oh espalda tuya última estrella lejana yo he estado detrás yo he cubierto tus nalgas. En los arroyuelos plateados despierta el niño que dormía en la montaña la Escolopendra submarino perforando la tierra le lleva con Zorros Erizos y Lagartos Ocelados ¡Señor Sapo que maravillosa es la vida! ¿Oyes esto? Te hará escalar a la punta más alta de Magicland y más allá. Buenos días Señora Araña. Don Pájaro no me deje caer no no te dejaré ¿ves aquello? Allí es donde viviréis, oh. Seco mi cabello perenne hojarasca que muere en la depresión de las cadavéricas partituras ramas mojadas por la lluvia desesperanza en la soledad aguada del metal de una bala. He sido ligero fugaz etéreo tic tac mi talento asesino pide sien o latido, ya no moveré más el aire, grotescos funestos hombres polvorientos me sobrevivirán. Recójanme muerto en un huerto de Naranjas la tierra me absorverá y a Mark Linkous también: si no ninguno de vosotros vendrá a nuestra montaña. (Es hora de partir, nosotros nos quedamos, volveremos a ser brizna de hierba, otra vez, hasta que la eternidad se desgrane. Sparklehorse: en el corazón de Dios).

Litros y anegadas de poemas

(¿Tenéis miedo de mí? Pues esperad a ver que hay dentro vuestro o El origen de Hipocresio o Veredas descosidas en los escombros que dejaron los Silfos o Emperatrices de cartón encuadernadas en las grapas de la razón o Que vacile de autodestrucción). Las zarzas se han apoderado de mi infancia el algarrobo asfixiado vitorea los laureles que dejaron Homero y Cervantes al niño que traía cómics bajo el brazo para que los amigos pudieran leer y conocer a Verne Dickens Andersen Los Grimm Wilde Perrault Scott Dafoe London Stevenson Salgari y tantos otros más tantos otros más a la sombra de cabañas hechas bajo la atenta mirada reveladora de juveniles pinos pletóricos de panoja que flameaba verdosas tonalidades apuntando amablemente a las cenitales alturas azuladas remendadas con puras nubes crinadas por rayos solares donde hermosos rostros de mujeres me mostraban sus cabellos sus ojos y sus labios y los caminos a lo excelso (nada mal ha estado: sólo infierno he hallado)… Pero bajo las ramas rotas alas enterradas de poetas y coronas con espinas solares clavándose en las sienes del corazón que disfrutaba la angustia de vidrio trampa de seres que sólo querían huir y proseguir la rutina  inofensiva (comiendo sólo lo justo) hacia el fin del  día Pero El Depredador Del Bote no escuchaba ni entendía a Esopo que le hablaba de fantásticas fábulas en ciudades invisibles donde se podía escuchar y conversar con Sapos y Erizos y con todo ser que vivía en el Atmósfera Colindante al aura inocente de malicia que yo era. Pero en los desafíos extremos titubean edificios abandonados en las desmoronadas ruinas de Celestia y más allá donde todavía es temido Henrich Heine empujo a mis hermanos con fuerza hundiendo mis pies en el cieno… ondean bisagras de mundos resquebrajados en un aire lleno de verdades que se vuelven mentira cuando el niño que inconsciente soñaba reuniones de grandes genios en su cabaña junta ahora las pestañas y se lleva las manos al corazón tapando el soplo por donde entra todo el dolor y escapan los más funestos fantasmas: rumbo la nada.

Manifiesto antifantasmas o todo será nuestro

Manifiesto Anti Fantasmas o Todo Será Nuestro

 

I (Flores tras la espalda o destrucción)

 

Amanece en Fecalia. El mar destila violáceas luces despierta en sopor sumido por los siglos resumidos a NADA túnel de oscuridad robada ¡¿PUES QUÉ ES TUYO LUZATA?! Nombre ridículo despojo de Ser ahogado a rebufo de Ángeles sin alas caídos por amor a la mujer. Día hollado el sagrado trino espada de ignonimia Desolación tras las espalda devastación final que ya curva el horizonte lejano oh inicio olvidado camino de oscuros desastres bajo la risa de Luzarión acaparador de ochos. Pero los Ángeles son señal de victoria.

 

II (Ser peor que el diablo)

 

Manto de empalados. Gibrail cae y el Podrido se eleva. Mientras la sombra remota remonta capiteles infaustos lápidas agonizantes de ciudades escondidas turba de tinieblas emergentes oníricas visiones palabras que se desvanecen en el hilo que ata el sueño a lo despierto ¿qué oye el amigo que duerme? toda tenue voz atroz surgirá desde la pena más macabra esculpida el Aire que respiras absorviendo partículas de abismo incesante espectros nutridos de álito pérfido allende tu pelo deshecho reflejo del panal de tus risas tristes y nubosas cofa de desesperanza que se alimenta tu pesadilla sin sol lágrimas ceniza vencida tu derrota cúpula humana invertida hacia atrás escalas furioso aplastando cabezas siervas condena abrupta alas malditas desplegando el horror que representas airado error necesario una mano bastará para detener tu vuelo nefasto sobre las formas de la eternidad cuando el sueño de la materia despierte para poblar lo inmenso hijos poderosos anillos celestiales atmosférica escotilla nadir del NUEVO COMIENZO abriendo los colores de los ojos que han de coronar la gloria que honra nuestro contorno porqué hay quien sabe raspar las cuerdas y hace música hay quien ama de verdad pero tu obsesión favorita es el brillo del metal ensangrentado y sobre el cándido amor cenit engañado escupir furioso el veneno odio de tus vástagos de lujuria enajenados.

 

III (Al Ángel de nuestro sendero)

 

Mas su descendencia no vislumbrará los excelsos claveros abiertos a todo aquello que nace y crece del Amor cumbre del anhelo auge deístico deseo que engendró lo Puro protegido por Lunas y Soles adheridos a la corteza para perfilar las centellas ciegas que somos en Estrellas Creadoras.

 

IV (Libertad)

 

Precipitado sin freno proa fálica buscando humedad terrena auspiciada por la facilidad embestida profanada penetrada abandonada sin fondo Blasmito procrea monstruos poseído afán destructivo vacila ante ti. Pero las Diosas en lo alto mezan tus cabellos abrigo nebulosa de los niños universos perdidos pues Ella humillada te ama Y el puñal en tu Alma la prueba de Amor.

 

 

V (Alborada solitaria de amantes y cunas)

 

Porqué sus ojos ansiosos de vida reflejarán en los nuestros la demanda de supremas semillas para anegar fértiles inmaculados prados puentes que todo lo puedan aupar… ¡Recordad! No harán nada los dioses por nosotros hermanos: pero sabed que rodeados de amigas llegadas de todos los rincones de la tierra proveídos de placer en la sequedad de la senda fangosa frontera del alba gozaremos junto a ellas de todos los caminos que dejamos abiertos antes del amanecer.

 

VI (Rumbo al infinito)

 

Persiguiendo sin cesar la Aurora del Gran Despertar en pos de rutas aureoladas con la Verdad imprimiremos nuestros rostros que buscan la divinidad en las últimas capas de la bóveda cristalina para saludar a los astros con la voz que guió nuestro más primario instinto: AMOR.

 

Agradecimientos o morir para nada:

 

(A Edgar Allan Poe, Charles Baudelaire, Sthèpane Mallarmé, Cesare Pavese , Apolonio Guillian, etc y todos los que están por venir unidos contra los Blasmi más conocidos como Zatanes o Pardis para los amigos).

 

P. D. Innecesaria y antiartística, pero bueno, como la escribí ¿para qué borrarla?:

 

Con un dedo Apolos le detendréis, el mármol de nuestras tumbas marca el límite a su carrera, la hecatombe ya empieza a manar de las fibras del Aire, pero para él, para Pardi, mostradle que ni el infierno le pertenece y reíd en su cara, hacedle ver que sólo follará a sus hijos y a las que quieran ir con él no a las que ha engañado. Desafiadle cada noche a él y a su ejército ¿qué podrán hacer contra los hombres más poderosos del planeta? Patético querrá vivir de vuestros fallos ¿por qué la cagó así? Arrepentido fornicando a otra. Suerte camaradas, complicaos el camino, os lo hemos puesto demasiado fácil.

 

Blasmiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, ridiculizado hasta extremos inconcebi-bles.