Recomendación o Alegría de la huerta

Quiero anunciar el lanzamiento de mi próximo libro “Antipoemas dementes y misantrópicos”, de cerca de 400 páginas. Todos los poemas contienen el nivel de los que colgado. De todos modos, les dejo un link en el que pueden acceder a mi editorial online, para que descarguen gratuitamente lo que deseen.

http://apolo13.bubok.es/

Espero que les guste.

Antipoema

 

(A Carly o Captando musas o Amores para otras galaxias). He buscado perseguido indagando una nueva obsesión que catapultara mi inercia cenicienta por muertos páramos las musas que inspiraran los secretos de divinas revelaciones en los cabellos de bellas damas que cantaran los hálitos de vida instaurando los reinos celestiales que asentaran en Eideen todos los más sinceros honestos y hermosos amores. Pero llegado al púlpito flamígero donde incandescentes átomos relucieren con el esplendor fosforescente los apagados mausoleos donde el empuje de la muerte instaurara los anaqueles en el resplandor de acallados doseles. He virado al océano del norte involuntariamente masacrado los altares cósmicos donde la luz brillase emergente de olvidados malolientes tiránicos e infaustos fosos abisales. Ya no sé qué escribir me debato entre todas las mujeres asustado por vivir me refugio en aciagos precipicios donde lo por venir espera en un mayestático aliento TE AMO pero sé que en el aroma de la fidelidad aguardan oscuros posos tenebrosos y yo que sólo pretendo enredar en mis manos tu pelo ZOE mas en el albur que destila los fantasmas nefastos acongojados de desoladas latitudes sin descanso me agito entre espectros que me susurran y aúllan por lo bajo “ámalas a todas aunque no te quedes con ninguna” y yo presa del espanto voy buscando otros labios que imagino como se desvanecerán en un sueño azaroso harto de anhelar lo amado Sin otro sustento que mi corazón desvalido… y mis macilentas manos.

De las últimas compilaciones

(A Carly o Captando musas o Amores para otras galaxias). He buscado perseguido indagando una nueva obsesión que catapultara mi inercia cenicienta por muertos páramos las musas que inspiraran los secretos de divinas revelaciones en los cabellos de bellas damas que cantaran los hálitos de vida instaurando los reinos celestiales que asentaran en Eideen todos los más sinceros honestos y hermosos amores. Pero llegado al púlpito flamígero donde incandescentes átomos relucieren con el esplendor fosforescente los apagados mausoleos donde el empuje de la muerte instaurara los anaqueles en el resplandor de acallados doseles. He virado al océano del norte involuntariamente masacrado los altares cósmicos donde la luz brillase emergente de olvidados malolientes tiránicos e infaustos fosos abisales. Ya no sé qué escribir me debato entre todas las mujeres asustado por vivir me refugio en aciagos precipicios donde lo por venir espera en un mayestático aliento TE AMO pero sé que en el aroma de la fidelidad aguardan oscuros posos tenebrosos y yo que sólo pretendo enredar en mis manos tu pelo ZOE mas en el albur que destila los fantasmas nefastos acongojados de desoladas latitudes sin descanso me agito entre espectros que me susurran y aúllan por lo bajo “ámalas a todas aunque no te quedes con ninguna” y yo presa del espanto voy buscando otros labios que imagino como se desvanecerán en un sueño azaroso harto de anhelar lo amado Sin otro sustento que mi corazón desvalido… y mis macilentas manos.

(Vórtices de olvido). Quemaré todos los campos y

(Vórtices de olvido). Quemaré todos los campos y bosques en donde pueda crecer una sola flor que recuerde nuestro amor. En los jardines del tormento he deshojado las margaritas: cada pétalo una lágrima se desgajaba en la ciénaga de mi corazón doliente, un lamento que aullaba cortando las arterias que bombeaban el oxígeno contaminando mi respiración: NO NO NO oh catacumbas oleadas de oscuridades espesas como sangre. Sepultado por horizontes cavernosos nuestro deseo empalados tú y yo dándonos la espalda: el último beso se escapa de nuestros labios buscando el mojado terremoto que responda en la distancia: ¿Cuándo se fusionarán las tangentes anudando los llameantes extremos planetarios? Jamás sólo grietas desérticas y ríos sin cauce, sólo traspasados por el anhelo gemelo de fecundidad: nuestros hijos vuelan hacia Plutón: no reconocen los cadáveres que a lo lejos visten nuestros antiguos ropajes.

LA LEYENDA DE EIROS Y CHARMIÓN (3ª parte)

LA LEYENDA DE EIROS Y CHARMIÓN (3ª parte) 2010

Oh chispa imperecedera antorcha de las estrellas

Llama eterna océano de infinita esperanza

¿El amor prevalecerá o será la tristeza?

Guillian

I Preludio

Restallan luminosos relámpagos violentos alumbrando negras nubes voluptuosas. Los eléctricos resplandores rosáceos enervan la tormenta herida entre sonoros truenos desgarrantes de sonido en el sepulcral silencio. La lluvia furiosa derrama caudales de gotas que repiquetean fieramente contra el suelo estallando en múltiples gemas refulgentes en el barro oscuro. Remotos valles  olvidados y colinas abruptas en alguna parte perdidas por surcos limítrofes con las tinieblas del mundo, porción de esperanza hundida entre el lodo del hombre y la cornisa crepuscular más alta donde la Atmósfera enciende los nocturnos Carruajes anillados en la verdad, cuando la Luna empiedra el sendero por el que escalan hacia la noria de la eternidad aquellos ligeros que han visto los escalones con baranda hacia elevadas posibilidades, catapultadas de estrellas coloradas por haces de firmamento que anuda los rayos celestes hacia la conclusión de las formas que Son perpetuadas para Ser en los Universos que rigen poderosos las riendas sublimes de supremas creaciones, pintadas con la varita mágica de los que Serán en la enredadera de constelaciones varadas en una deriva espacial, potencia que expansiona cosmos inmensos buscando propagarse en el vacío de las galaxias entre los terremotos de realidad, mordiscos sangrantes en las venas de Etérea y nadires de terciopelo que separan los orbes que en breve nacerán sobre Eideen.

II Perdidos

Astros floreciendo en brillantes cúpulas de diamante, cristal solidificado en la transparencia de la verdad de los árboles y las rocas y las poéticas ecuaciones. Oh Lucero del Alba Isla que empaña luminiscente el Peldaño Primero Inicio del Paraíso hacia Saturnia Estación de Paso, allende bahía desemboca mar estelar de atolones y precipicios abismos de ensueños y pesadilla barrancos sin fondo ni alas propulsoras ni nada: sólo desconocimiento.

III Reencuentros en nieblas subterráneas

Oh amantes llegados de los lindes del dolor y la desmemoria las chispas del viento  os han mostrado en la Oscuridad del avance hacia Donde No Sabemos ¡Eso es bueno! ¡Vamos hacia Quién Sabe Dónde! Pero nuestros pasos ya tienen una misión: crear Protones en el Aire. Dejar Eideen sembrada y anegada de escaleras para Los Que Han de Venir Después.

IV Elegidos o nota del autor I

Cuando los Lobos ahullan de placer viendo en las lágrimas de la Luna el rostro de los Hombres Dios que rugen en la tormenta de cuerpos que se retuercen bajo el palio sangrante del amor que agoniza en las fauces de los Hombres Feroces de falso poder. Pero los colmillos del Hombre Dios desgarran las cortinas de odio y corrupción que han tejido los intereses humanos y su voz se eleva desde las catacumbas mortuorias en las que yo me de refugiar. Notas que se desperdigan en el aire cual liras y espadas que un día abrirán las puertas del universo para los que saben amar (ya me repito). Los ojos en las sombras dictan el camino hacia los barrancos donde muchos pronósticos se cumplirán: ¿A quién quieren engañar? Cantad cantad cantad.

V Despejando incógnitas o nota del autor II

Pero el aura mágica que entorna mi obra se desliza por entre vosotros buscando los lejanos terrenos ignorados atravesando vuestros estómagos para pulir los escalones de cristal que marcan el camino estrellado hacia la Luna: puerta estelar para aquellos que sepan remontarse sobre átomos torneados de amor y excelsitud. (Bostezo). Alargada mi obra hasta el extremo en los confines dementes que anillan vuestra insignificancia sobre la tierra le pondré también la servilleta a Don Gusano.

VI Plegaria palpitante

Oh luz hiriente que provienes del inmenso esplendor saliente en la balanza que sopesa las glorias pasadas recortadas en el horizonte por la Montaña, fugaz devenir frontera del paso del tiempo sobre el hombre. Pero oh Montaña ¿dejarás que nos desintegremos como polvo pasajero en el intermedio mortal de las metamorfosis? Voz hallada en la Cima: “cosa vuestra es”.

Pero la estrella de Charmión siempre brillará junto al dolor en el corazón de Eiros por su anhelo no correspondido. Estirados hasta el extremo los hijos de los dos un día correrán por el firmamento lustrado con el fuego del Amor.

VII Maldición de la Poesía

Oscuridades sombrías avanzan lentamente lamiendo la cresta de las piedras más altas de la montaña. Las lágrimas de la desesperanza se tintan en óleos multicolores empastrando los mares del devenir de la juventud combate entre el deseo y la frustración maremotos de odio y de dulzura que chillan en la batalla perdida: ¿Por qué Charmión? ¿Por qué no terminamos juntos los dos? ¿Por qué ha ganado el demonio en mi corazón? ¿No predijeron los dioses acaso nuestra unión? Elevado sobre el mar y los montes he crecido entre los demás hundido en mi derrota viendo nítidamente el futuro acontecer sobre las efervescentes olas en la desgastada cumbre más vieja de Eideen ¿no eran mis visiones presagios cuando te soñaba? Oh Charmión la peor de tus dagas en mi dolorido pecho. Remata de una vez lo que empezaste y hunde el filo hasta matarme. No quiero ver más a tu espectro torturarme no quiero despertar y ver tu silueta desvanecerse con mi espíritu enredado en las faldas de la Muerte, no quiero al fin saber que todo lo que sentíamos ha sido mentira ni quien rodeará en breve tu cintura ni el nombre que te llevarás a la Tumba .

 

VIII Ya es sólo repetir palabras

 

Desiertos repletos de arena venida anterior a toda vida conocida, encrucijada de caminos distantes como los Puntos Polares como el Norte y el Sur de los más divinos pecados, talismán para lo venidero Teas candentes imantadas por igual en la muerte y la vida, diluyéndose meteoros ardientes en el vaso del universo completando huecos ahora rellenos con los hijos de ambos.

Guirnalda nacarada diadema de pétalos nacientes tangente de deseo coordenada sideral candado que ha de blindar el sendero por el cual han de ascender los niños que se quedaron atrás.

Oh vuelo de amantes sobre el cieno y la miseria que el hombre anega sobre la inocencia alada anhelosa del cuerpo y alma de su contrario, contradicción gemela que no haya la autopista para correr sin parar buscando el despegue final ceniza que sólo siente y ama la carne ansiosa de húmeda profundidad.

Látigo incandescente endiosada la amargura terrestre acariciando lo celeste increíbles flores eternas parturientas de divinos frutos con nombre de niños y niñas.

Inflamada Turba fulgor de nuevas y poderosas semillas ensimismadas entre la distancia de una amorosa sembranza. Invierno nevado mágico baile encendido de ojos a ojos que desgranan lo invisible de la realidad imposible no es nada, el Amor ha sacado La Espada y niños majestuosos surcan reinos y paraísos hacia los lindes de la Atmósfera (un no lejano día volarán más allá).

Baile virgen órbitas esclavas de la rotación de los mundos que emergen de las fosas humanas que impedían elevar universos al universo, espacio que transforma la evolución hacia lo excelso, fragmentos de ideas eclosionadas cuya raíz se agarra a la tierra que desparrama jubilosas lágrimas al ver la vida de las sombras emerger.

IX Cepos de Bendición

En la colina más escarpada del violado Helicón Charmión como un secreto sostiene su dulce corazón contra el pecho mientras musita quedamente una triste canción: Oh copa donde junté mi alegría y deseo y los escancié sobre el dorado cabello de mi tormento aún sabiendo que no sería. Fortaleza sucumbida ímpetu destructivo oh fricción en la lejanía ya nada fue y nada más va a ser. Pero ahí en el aire hemos dejado todo oh amor nuestros hijos aureolados de sentimiento y poder de conclusión a la búsqueda de Lo Que Tiene Que Vivir cuando Los Agujeros se Compriman en los Estigmas Dorsal Elemental que ha de tragar Las Esquirlas No Dignas y encerrarlas en los Cuartos de la Luna. Pero esos nuestros hijos serán la redención al destrozo, a la furia de una pasión desmedida al peligro de un amor que nos inundó en exceso pudiendo destruir nuestras vidas. Por eso te dejé marchar yo no podía retener tu vuelo tenía que dejarte caminar aún estimándote con locura. Mas te amo todavía. Y si tú quieres nos amaremos toda la vida.

 

X Máximo Voltaje

 

El viento sacude los álamos. El huracán mece el agitado mar y lo lanza contra las rocas que se apostan en la costa. Los pensamientos se enredan en la hiedra que se agarra firmemente a las columnas y los arcos de las ruinosas edificaciones humanas. El musgo crece ajeno a la hipocresía que desprenden los hombres. La plenitud de una hoja se yergue en la punta más apartada del sauce. Las palmeras abren sus ramas bendiciendo la tierra dando gracias al sol. Las aves planean volátiles en lo aéreo a la caza de comida para no desfallecer. Los insectos limpian sus alas bajo la lluvia. El Tiempo devana las sogas que anudan el cuello de la Fe en el cadalso de las Injusticias. Lo Inmortal ata con hilo de seda las Inconscientes Goletas Efímeras que dejan Amarga Huella extraviadas en la piel de Gea.

XI El aliento de los suspiros

En la distancia más apartada de las estrellas que contornan la bóveda acribillada de constelaciones ventiladas por un vacío cósmico que ahora empieza a llenarse con los sueños de Los Que Supieron Interpretar la Vida, en los extremos más apartados que separan los Planetas bajo tierras y aguas reposan los cuerpos de Eiros y Charmión por toda la eternidad (hasta que Los Cuartos se anillen no habrá redención no verán el rostro de sus hijos nacidos en el aire ni tendrán paz en su interior).

Expiración

Epílogo o tributo: Caminar desnudos o Consumación del Génesis enigmático Umbral que ha de encender los lumínicos destellos proféticos del porvenir.

Proa mágica bordando la inmensa vastedad del Aurora, timón de hermosura idílico misterio sosiego que desborda manantiales de acuarelas y grabados melodía vespertina acorde de ecos llegados desde Antes del Inicio musicalizados por divinas trompetas y arpas  diluyendo los colores en un ponto de maravillosas rarezas. Oh gratitud perpetua oh nieves en lo alto arrebatadas por el pico de poderosas Águilas y la Luna Brillante Espejo de Eideen reflejando prados mares montañas y corazones forjados con la Lava de la Deidad Primigenia. Atravesando agradecidas tempestades hielo agrietado ante el paso del ígneo fuego depurador, los descendientes de Eiros y Charmión arrastrando a sus moribundos padres en los confines del Amor que ya revive la Llama Primera Germen de Ideas que concibieron  los Ancestros para que todo fuera y se postergara en el Alma Universal.

Los Rayos se Calman la Tormenta Escampa

Albergados en lo profundo cuevas marinas conchas preservadas para los sucesores de Apolo y Afrodita dormidos ya despiertan: Los Ángeles engalanan el Cielo Las Musas bailan contentas con las criaturas de Gea Y los Vástagos que Ahora Son miran cómo Sus Padres enamorados conciben nuevos rostros que ya brillan en las pupilas que se acercan sedientas las manos que se rozan los labios mojados que se ansían. Amanece de Nuevo. El Sol gobierna las Alturas. Abrazados Eiros y Charmión saludan a la Tierra que emerge del Reino de las Mareas y las Incesantes Espumosas Olas Danzarinas que rompen contra la suave y fina Arena de la Mediterránea Playa donde empezó todo.

¿Fin?